Beneficios de la Nube

banner1

 

Tecnología en la Nube, tipos y características

Primero que nada es importante determinar de dónde proviene el término de ‘Nube’, éste viene de ‘Cloud Computing o Computación en la Nube’, nombre que se le dio al procesamiento masivo de datos y almacenamiento de información en grupos de servidores conectados a Internet.

Según la IEEE Computer Society, es un paradigma en el que la información se almacena de manera permanente en servidores de Internet y se envía a cachés temporales. Con lo cual los usuarios pueden acceder, una vez que ya se ingresaron en el sistema, a su información desde cualquier lugar o dispositivo, sin necesidad de cables, USB u otra herramienta de almacenamiento.

Existen diferentes tipos de Nube, tenemos por ejemplo:

- Las Nubes públicas. Estas plataformas son manejadas por terceras personas y en el mismo servidor se alberga información de diferentes usuarios, que no conocen el demás contenido que corre en esa red.
- Las Nubes privadas. Este tipo de ‘Nubes’ son ideales para las corporaciones que tienen alto grado de interés por mantener la privacidad de sus datos e información. Están controladas por un solo cliente que administra cuáles aplicaciones deben de correr y dónde deben de hacerlo, y qué usuarios están autorizados. Son propietarios del servidor, red y disco.
- Nubes híbridas. Es una combinación de las dos nubes antes mencionadas. Los usuarios pueden escoger darle un estatus de privacidad a sus datos más importantes y confidenciales, y determinar qué información es la menos importante y de uso frecuente para esa mantenerla en un espectro público.

Entre las características más importantes de ‘La Nube’ encontramos:

- Dinamismo, automatización, escalabilidad (capacidad de adaptación para la demanda variable).
- Rapidez al movilizar los recursos y virtualización de datos.
- Accesibilidad desde cualquier punto (computadora, laptop, Smartphone, etc.).
- Permite que se compartan los recursos con diferentes usuarios.
- Su infraestructura y arquitectura está diseñada con alta redundancia para ofrecer alta disponibilidad.
- No es necesario instalar ningún tipo de hadware para comenzar a usarlo.
- Permite un ahorro en costos en compra de software y gestión de información y además permite que los usuarios paguen por lo que consumen.
- Las actualizaciones son automáticas y no afectan al desarrollo de los recursos de tecnologías de la información.