QUE NO LO EXPULSEN DEL GRUPO FAMILIAR EN WHATSAPP

image_content_25040984_20160103190543

Si le llegó una notificación indicándole que fue añadido al grupo de su familia en WhatsApp, prepárese para participar en él o para silenciarlo por al menos una semana.

Este tipo de grupos son cada vez más usados por los conjuntos familiares muy unidos, o por los que están separados por la distancia y encuentran en la virtualidad del servicio de mensajería instantánea una manera de mantenerse al tanto de lo que acontece en el ámbito familiar, además de utilizarlo para compartir contenidos que suelen circular en esa red como noticias cadenas, fotografías y chistes.

Darle un buen manejo evitará que se convierta en grupo molesto en el que solo se envíe spam (basura), o que entrega notificaciones sin importancia durante todo el día, a las que nadie terminará prestándole atención.

Cada grupo de WhatsApp tiene sus personajes: el spammer, es el que envía basura constantemente; el supporter o seguidor, el que se ríe de todos los chistes del spammer; el necesitado, que solo envía mensajes para pedir favores; el indiferente, que lee todos los mensajes pero no comenta; el encadenado, únicamente habla para enviar cadenas; y el promedio, quizá el más común, un personaje diplomático que siempre tiene la palabra justa.

Cada uno de ellos contribuye a que los grupos de WhatsApp existan (en este caso los familiares). Seguro usted se identifica con alguno de ellos, y no exagerar en ese comportamiento lo llevará a no ser expulsado o a terminar siendo el administrador porque todos lo abandonaron. Además de lo anterior tenga en cuenta las siguientes recomendaciones:

1. Evitar discusiones:

En ocasiones surgen temas que solo provocan exponer un punto de vista y dejárselo claro a todos. Sin embargo, esto puede provocar inconvenientes, por lo tanto la sugerencia es evitar temas de carácter político, religioso e íntimo. Aunque sean familia todos tienen opiniones distintas sobre cada uno de estos tópicos y evitándolos previenen discusiones innecesarias.

2. No se ría de los demás

¿Encontró una foto de su hermano cuando era niño? Si cree que podría avergonzarlo con el resto de la familia mejor no la comparta. Algunas acciones pueden incomodar a los demás y antes de cometerlas es mejor considerarlas, tener tacto y no hacerlo. Esta recomendación también aplica para los mensajes que envíe o cualquier otro contenido que puede ser susceptible para otros.

3. Hable en grupo

Uno de los comportamientos más molestos en los grupos de WhatsApp es cuando 2 de sus integrantes empiezan a tener conversaciones que solo les incumbe a ellos. Si quiere dirigirse a una sola persona es mejor que use el chat privado y use el chat familiar para lo que es: para hablar en grupo.

4. No todo es por WhatsApp

Hay momentos en los que es mejor verlos a todos sonreír por una buena noticia, y no recibir un emoticón; algunos anuncios como un embarazo o un matrimonio merecen ser dados de forma personal y no a través de chats. Si hay personas en el grupo con las que es imposible verse a esas si les puede contar por ese medio. Con las malas noticias también hay que tener cuidado, sépalas expresar de la manera adecuada, un mensaje de voz en ese caso puede sentirse más cercano.